Merecernos la pena

Se acerca la fecha en la que el disco-libro, ahora pensado como disco-fanzine, se hará cuerpo. Mientras tanto, y casi sin darnos cuenta, hemos sido nosotras las que nos hemos conformado en torno a este proceso de estares, pensares, sentires y encontrares colectivos, siempre acompañados del -a veces triste- devenir de la vida. ¿A qué puerto nos ha llevado esta larga fase de producción? ¿Qué queda(rá) de nosotras tras este dilatado parto?

Han sido meses duros. Los recursos y las energías del proyecto manan directamente de las que tenemos nosotras como dinamizadoras / creadoras y, por desgracia(s), la vida nos ha venido demandando esas atenciones. Pero aquí estamos: la edición acabada, el diseño listo, las decisiones tomadas, el dinero recaudado y celebrada la autogestión.

Aquí estamos: la edición acabada, el diseño listo, las decisiones tomadas, el dinero recaudado y celebrada la autogestión.

Por todo esto, y como parte de todos esos procesos, me he descubierto emocionada esta mañana con las melodías de Hálito, tras Autodefesa Loca, una vez sonadas las de Rap Psicobélico y Escarcha, cerrando con Madspotting… notas y ritmos que -sabía mi cuerpo acongojado- han nacido entre el fango del hastío, la desesperación, la ansiedad ante la deshonestidad y la desesperanza. Han nacido, digo. Y tenemos que celebrárnoslo, regalarnos el orgullo por la genialidad de la gestación y el alumbramiento, per sé, y no ya por el bebé que, sin saberlo, nos ha regalado el parto.

(N)os imagino en un pequeño corro, en silencio, atreviéndome a detener vuestros jadeos con una palabra corta y quebrada. Lejos de nuestro diámetro suena el estruendo de la batalla, brilla su fulgor; la luz de un fuego que nos atraviesa y que quema mis retinas a vuestro través. Y de los ojos quemados -cauterizadas sus fuentes, encerrados los suspiros- y ya rotos los jadeos, brota un gracias que revienta por rebosamiento. Uno de los que, por una vez, (nos) permitimos reventar.

No quiero que la retórica me impida ser claro: pienso en Juan Dahmen y me emociona su manera de estar en el mundo, mi suerte por asistir a (y fundirme con) ella. Tenemos un proyecto, sin más apellidos, gracias a su emponzoñada tenacidad creativa y su asediada entrega, desnuda y desesperada por inventar otra forma de crear(se). Hijas bastardas y enfermas de esta acosada confianza son, entre otras, las dinámicas creativas, la grabación y la edición de Cartografías de Voces y Delirios. Cansado, y nunca en venta, su interés en romper sus cuerpos para darles el sentido que les falta. Pues bien, Juan; al término de los quehaceres de producción musical, no sé si hemos conseguido un producto que trascienda nuestros sinsentidos vitales y rescate la honestidad de las prisiones que regentan nuestros amos. Pero sí tengo claro que, ante todo, Cartografías es un proyecto mudo a tu esfuerzo militante por sobrevivir al absurdo del mundo; a un sinsentido que nos retratas como nadie y que sólo encuentra sus silencios en los escasos centímetros de nuestro firme coto circular. Un disco que, aunque no te refleje, bien vale lo que enseñas y lo que vas destilando en sus ribazos.

Siento, con el disco-fanzine sonando y derramándose en las imprentas, que nos haces merecer ese silencio, ese corro, ese coto al absurdo que nos procuras y nos regalas. Que, más allá de lo que hemos parido y que está cerca de ser publicado, nos merecemos la vida que centrifuga a través de estas notas, por lejanas que nos suenen, y todo lo que trasciende el diámetro que conformamos juntas. Que nos merecemos la pena, vaya, y la vida por la que discurre.

Gracias mil. :*

Fran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s